Andrés y Valeria se casan!

En la familia tenemos dos meses de corre y corre, pues hace como un mes Andrés nos dijo que se casaba en el mes de Abril. Y es que hace pocos meses atrás, poco tiempo diría yo, conocimos a Valeria una bella persona que nos cautivó con su tímida espontaneidad y poco a poco fue ganando un lugar especial en nuestro hogar y se fue metiendo, también de a poco, en los corazones de Chila y en el mío.

Pero la primera gran sorpresa sucedió hace muy poco: Andrés y Valeria que estaban como de casualidad en nuestra casa de pronto nos invitan a una reunión y allí, como de sopetón, nos dicen nos vamos del país. Y si, falto poco que nos cayéramos como Condorito (Posiblemente no conozcan el personaje de las tiras cómicas mexicanas). Nos explicaron de cómo están cansados de las cosas del país, de cómo se van consumiendo los poquísimos ahorros que han logrado acumular con su esfuerzo de jóvenes profesionales y como buscan un futuro mejor. Yo que personalmente a mis hijos por separado o en grupos les he dicho siempre que en este país no tienen futuro, mientras todo siga así, y que se tienen que ir por varios años, al menos hasta que cambie la situación, lo entendí de inmediato, aún con el dolor que causa la partida de un hijo (ya lo vivimos con Andrea), y les doy mi apoyo en su decisión …  No tan fácil creo que haya sido para Chila, pero ya entiende que es lo mejor.

La segunda sorpresa nos llega después de terminar la reunión. No nos dicen nada acerca de casarse ni por civil ni eclesiásticamente. Bueno eso lo dejamos de ese tamaño pensando que ya lo habrían discutido y posiblemente su decisión fuese la de irse, terminar de conocerse y luego arreglar su boda en un viaje a Venezuela o en el país donde van a residir, y bueno, también evaluar por un tiempo si se quedan definitivamente o se regresan al país. Muchas parejas actuales se decantan por una unión libre, pero por si me sonaba extraño, sobre todo pensando en la familia de Valeria. Pero siempre me quedó la duda de si Chila y Valeria habían hablado por separado sobre el tema.

Pues otro poquito de tiempo después me llega la tercera sorpresa, nos casamos por civil y por la Iglesia tres semanas antes del viaje que para ese momento ya tenía fecha con pasajes y todo. Pues a ponerse los patines: Una boda que lleva como seis meses de planificación, debía hacerse como máximo en un lapso de mes y medio. Desde allí ha sido corre y corre, estrés, cambios de presión arterial, pero sobre todo las dudas de los gustos de los novios y como querían su celebración. Pero ya en estos últimos días parece que todo saldará bien con la voluntad de Dios.

Aparte del estrés que es evidente en Andrés y Valeria, acompañados de sus respectivas madres, la verdad es que se ven muy bien y por que no decirlo, hacen una linda pareja. Yo creo que les va a ir muy bien. Y como siempre digo, tienen que luchar por su felicidad. Tienen que recordar siempre el nivel de amor con el que llegan al hermoso día de su boda y al final de cada día, todos los días, acostarse con por lo menos el mismo nivel con que llegaron a la boda. Diferencias y discusiones y hasta pequeñas peleas, siempre habrá, la vida de casados no es fácil quien diría lo contrario, pero por eso nunca terminen ese día difícil sin reconciliación.

Sé que van a ser una pareja muy feliz, todos se los deseamos, pero Dios lo quiere y eso ya es de por si, lo mas importante. Pronto recibirán esa gran bendición (La bendición del sacramento del matrimonio), pero desde ya reciban la mía. Es un deber entre Uds. Y además tienen el derecho de ser muy felices.

 

Bienvenida a la familia Valeria!. Les quieren sus padres Fredy Mendoza y Cecilia Mora.